El primer paso en la Gestión de riesgo es el análisis de riesgo que tiene como propósito determinar los componentes de un sistema que requieren protección, sus vulnerabilidades que los debilitan y las amenazas que lo ponen en peligro, con el fin de valorar su grado de riesgo.

Clasificación y Flujo de Información

pres_10_clasificacion_informacion

La clasificación de datos tiene el propósito de garantizar la protección de datos (personales) y significa definir, dependiendo del tipo o grupo de personas internas y externas, los diferentes niveles de autorización de acceso a los datos e informaciones. Considerando el contexto de nuestra misión institucional, tenemos que definir los niveles de clasificación como por ejemplo: confidencial, privado, sensitivo y público. Cada nivel define por lo menos el tipo de persona que tiene derecho de acceder a los datos, el grado y mecanismo de autenticación.

Una vez clasificada la información, tenemos que verificar los diferentes flujos existentes de información internos y externos, para saber quienes tienen acceso a que información y datos.

Clasificar los datos y analizar el flujo de la información a nivel interno y externo es importante, porque ambas cosas influyen directamente en el resultado del análisis de riesgo y las consecuentes medidas de protección. Porque solo si sabemos quienes tienen acceso a que datos y su respectiva clasificación, podemos determinar el riesgo de los datos, al sufrir un daño causado por un acceso no autorizado.

Análisis de Riesgo

pres_11_analisis_riesgo

Existen varios métodos de como valorar un riesgo y al final, todos tienen los mismos retos -las variables son difíciles de precisar y en su mayoría son estimaciones- y llegan casi a los mismos resultados y conclusiones.

En el ámbito de la Seguridad Informática, el método más usado es el Análisis de Riesgo.

La valoración del riesgo basada en la formula matemática

Riesgo = Probabilidad de Amenaza x Magnitud de Daño

Para la presentación del resultado (riesgo) se usa una gráfica de dos dimensiones, en la cual, el eje-x (horizontal, abscisa) representa la “Probabilidad de Amenaza” y el eje-y (vertical, ordenada) la “Magnitud de Daño”. La Probabilidad de Amenaza y Magnitud de Daño pueden tomar condiciones entre Insignificante (1) y Alta (4). En la practica no es necesario asociar valores aritméticos a las condiciones de las variables, sin embargo facilita el uso de herramientas técnicas como hojas de calculo.

Nota: La escala (4 condiciones) de la Probabilidad de Amenaza y Magnitud de Daño no es fijo y puede ser adaptada y afinada a las necesidades propias. En diferentes literaturas, particularmente la Probabilidad de Amenaza puede tomar hasta seis diferentes condiciones.

Como mencioné, el reto en la aplicación del método es precisar o estimar las condiciones (valores) de las dos variables, porque no basen en parámetros claramente medibles. Sin embargo, el análisis de riesgo nos permite ubicar el riesgo y conocer los factores que influyen, negativa- o positivamente, en el riesgo.

En el proceso de analizar un riesgo también es importante de reconocer que cada riesgo tiene sus características [4]:

  • Dinámico y cambiante (Interacción de Amenazas y Vulnerabilidad)
  • Diferenciado y tiene diferentes caracteres (caracteres de Vulnerabilidad)
  • No siempre es percibido de igual manera entre los miembros de una institución que talvez puede terminar en resultados inadecuados y por tanto es importante que participan las personas especialistas de los diferentes elementos del sistema (Coordinación, Administración financiera, Técnicos, Conserje, Soporte técnico externo etc.)

El modelo se pude aplicar a los diferentes elementos de manera aislado, sino también al sistemas completa, aunque en el primer caso, el resultado final será más preciso pero también requiere más esfuerzo.

Entre más alta la Probabilidad de Amenaza y Magnitud de Daño, más grande es el riesgo y el peligro al sistema, lo que significa que es necesario implementar medidas de protección.

Probabilidad de Amenaza

pres_12_probabilidad_amenazas

Se habla de un Ataque, cuando una amenaza se convirtió en realidad, es decir cuando un evento se realizó. Pero el ataque no dice nada sobre el éxito del evento y sí o no, los datos e informaciones fueron perjudicado respecto a su confidencialidad, integridad, disponibilidad y autenticidad.

Para estimar la Probabilidad de Amenaza nos podemos hacer algunas preguntas

  • ¿Cuál es el interés o la atracción por parte de individuos externos, de atacarnos? Algunas razones pueden ser que manejamos información que contiene novedades o inventos, información comprometedora etc, talvez tenemos competidores en el trabajo, negocio o simplemente por el imagen o posición pública que tenemos.
  • ¿Cuáles son nuestras vulnerabilidades? Es importante considerar todos los grupos de vulnerabilidades. También se recomienda incluir los expertos, especialistas de las diferentes áreas de trabajo para obtener una imagen más completa y más detallada sobre la situación interna y el entorno.
  • ¿Cuántas veces ya han tratado de atacarnos? Ataques pasados nos sirven para identificar una amenaza y si su ocurrencia es frecuente, más grande es la probabilidad que pasará otra vez. En el caso de que ya tenemos implementadas medidas de protección es importante llevar un registro, que muestra los casos cuando la medida se aplico exitosamente y cuando no. Porque de tal manera, sabemos en primer lugar si todavía existe la amenaza y segundo, cuál es su riesgo actual.

Considerando todos los puntos anteriores, nos permite clasificar la Probabilidad de Amenaza. Sin embargo, antes tenemos que definir el significado de cada condición de la probabilidad (Baja, Mediana, Alta). Las definiciones mostradas en la imagen anterior solo son un ejemplo aproximado, pero no necesariamente refleja la realidad y la opinión común y por tanto se recomienda que cada institución defina sus propias condiciones.

Magnitud de Daño

pres_13_impacto

Se habla de un Impacto, cuando un ataque exitoso perjudicó la confidencialidad, integridad, disponibilidad y autenticidad de los datos e informaciones.

pres_14_magnitud_dano

Estimar la Magnitud de Daño generalmente es una tarea muy compleja. La manera más fácil es expresar el daño de manera cualitativa, lo que significa que aparte del daño económico, también se considera otros valores como daños materiales, imagen, emocionales, entre otros. Expresarlo de manera cuantitativa, es decir calcular todos los componentes en un solo daño económico, resulta en un ejercicio aun más complejo y extenso.

Aunque conozcamos bien el impacto de un ataque exitoso, sus consecuencias pueden ser múltiples, a veces son imprevisibles y dependen mucho del contexto donde manejamos la información, sea en una ONG (derechos humanos, centro de información etc.), en una empresa privada (banco, clínica, producción etc.), en una institución Estatal o en el ámbito privado. Otro factor decisivo, respecto a las consecuencias, es también el entorno donde nos ubicamos, es decir cuales son las Leyes y prácticas comunes, culturales que se aplica para sancionar el incumplimiento de las normas.

Un punto muy esencial en el análisis de las consecuencias es la diferenciación entre los dos propósitos de protección de la Seguridad Informática, la Seguridad de la Información y la Protección de datos, porque nos permite determinar, quien va a sufrir el daño de un impacto, nosotros, otros o ambos. En todo caso, todos nuestros comportamientos y decisiones debe ser dirigidos por una conciencia responsable, de no causar daño a otros, aunque su realidad no tenga consecuencias negativas.

Otras preguntas que podemos hacernos para identificar posibles consecuencias negativas causadas por un impacto son:

  • ¿Existen condiciones de incumplimiento de confidencialidad (interna y externa)? Esto normalmente es el caso cuando personas non-autorizados tienen acceso a información y conocimiento ajeno que pondrá en peligro nuestra misión.
  • ¿Existen condiciones de incumplimiento de obligación jurídicas, contratos y convenios? No cumplir con las normas legales fácilmente puede culminar en sanciones penales o económicas, que perjudican nuestra misión, existencia laboral y personal.
  • ¿Cuál es el costo de recuperación? No solo hay que considerar los recursos económicos, tiempo, materiales, sino también el posible daño de la imagen pública y emocional.

Considerando todos los aspectos mencionados, nos permite clasificar la Magnitud del Daño. Sin embargo, otra vez tenemos que definir primero el significado de cada nivel de daño (Baja, Mediana, Alta). Las definiciones mostradas en la imagen anterior solo son un ejemplo aproximado, pero no necesariamente refleja la realidad y la opinión común y por tanto se recomienda que cada institución defina sus propios niveles.

En referencia al folleto ¡Pongámos las pilas! [5], se recomienda leer el capitulo “Aspectos principales para una política interna de seguridad de la información”, página 28 a 35, donde se aborda los temas de flujo de datos (página 29 y 30) y algunas amenazas específicas que se encontraron, trabajando con las organizaciones sociales centroamericanas.

<< anterior | siguiente >>



A %d blogueros les gusta esto: